Exitoso Tratamiento de Stroke en INCA

Un completo equipo de especialistas, sumado al trabajo en Red, ha sido fundamental para salvar la vida de los pacientes

El Instituto de Neurocirugía Dr. Alfonso Asenjo, luego de varios años desarrollando un polo de Stroke- que significa instalar el tratamiento más avanzado del Accidente Cerebro Vascular (ACV)- logró implementar una serie de medidas que hoy se traducen en un positivo resultado, el que intenta palear el alto índice de mortandad en nuestro país, pues es la causa de muerte número 1 en Chile.

Dentro de las medidas que el Instituto de Neurocirugía tomó está en primera instancia la formación y creación de un grupo de neurólogos en la unidad de cuidados intermedios (UTI), que hoy cuenta 24/7 con un equipo de especialistas, esenciales para manejar este tipo de enfermedad.

Sumado a lo anterior se organizó de manera exitosa una coordinación con la red, fundamentalmente con SSMO (Servicio de Salud Metropolitano Oriente) más el Servicio de Salud Occidente para manejar los casos que requieran una trombectomia mecánica, donde el tiempo es fundamental.

El Jefe de Servicio de Neurorradiología Diagnóstica y Terapéutica del Instituto de Neurocirugía y experto en la materia Dr. Rodrigo Rivera, explica: “Cuando se produce un ACV isquémico, lo que ocurre es que se tapa bruscamente una arteria del cerebro por un trombo o émbolo, ya sea que venga del corazón, de la carótida o de otro lugar. Los mejores resultados y pronósticos de vida se logran cuando uno es capaz de destapar rápidamente la arteria para lo cual hay varios métodos, como la trombólisis endovenosa y la trombectomía mecánica por vía endovascular”.

La trombólisis es un procedimiento que se realiza con un fármaco que disuelve el trombo por vía endovenosa, tratamiento que se realiza en todo el mundo desde el año 1995. Sin embargo, 20 años después se comprobó que sumado a esto, se puede introducir por la pierna, vía endovascular, un aparato llamado Stent, que permite sacar este “tapón”. Para ser efectivo debe realizarse en una ventana de 6 horas máximo desde que ocurrió el ACV. Transcurrido este plazo, el cerebro ya no tiene reserva para resistir.

Recientemente, el Instituto de Neurocirugía efectúo exitosamente un procedimiento de esta complejidad. “Recibimos una llamada del neurólogo de urgencia del Hospital San Juan de Dios, informando que tenía un paciente de 26 años con 4 horas de evolución de una hemiplejia izquierda y Tomografía compatible con un trombo en la cerebral media derecha. Su condición neurológica era grave y se decidió iniciar en ese centro la terapia endovenosa trombolítica, al mismo tiempo se coordinó con SAMU el traslado inmediato a nuestro hospital (Instituto de Neurocirugía) al llegar acá lo ingresamos al pabellón de Angiografía, y luego de 15 minutos de procedimiento, se logró extraer un trombo de la arteria cerebral media derecha y revascularizar el hemisferio cerebral. El paciente hizo su post operatorio en la unidad de intermedio y fue rescatado por el hospital derivador al día siguiente con una notable mejoría clínica post terapia”. Explica Rivera.

CONCIENCIA DE LA POBLACIÓN

Un caso emblemático, fue el del Ex jugador y comentarista deportivo Patricio Yáñez “Él tuvo la “suerte” de estar junto a un médico al momento de ocurrido su ACV y que fue trasladado inmediatamente a un centro de manejo avanzado de esta patología, por lo que se actuó de manera rápida, de lo contario hoy podría estar postrado o fallecido” explica el especialista.

La ecuación perfecta para que sea exitoso este tratamiento, es que apenas aparezca la sintomatología, el paciente acuda inmediatamente a un servicio de urgencia y que la coordinación entre todos los actores (Paciente, hospitales, SAMU) sea eficaz. De este modo, el paciente llega a un centro hospitalario, se le realiza un scanner, se le diagnostica, se inicia una terapia endovenosa y si hay un trombo muy grande se traslada vía SAMU a un centro que tenga la especialidad como lo es el Instituto de Neurocirugía, que es un centro de referencia en la materia.

Si presenta:

“En chile hay 65 personas que tiene un ACV al día y fallece 1 por hora diariamente, con la triste cifra de 8000 personas que mueren al año en nuestro país por esta causa. La ventana de 6 horas es vital, es un tiempo valioso en el que es posible intervenir, el paciente no puede esperar a que se le pase en la casa e ir al día siguiente” Concluye Rivera.

Volver | Ver todas las noticias.